Consultoría de Marketing y Comunicación

El trabajo de consultoría es adaptado para cada cada empresa. El objetivo es trabajar con la dirección en un tiempo reducido para conseguir resultados que supongan una mejora visible de la marcha del negocio.
La metodología denominada Marketing Sistémico es un modelo fácil para ayudar a la empresa a mejorar los resultados de su negocio a través de una mejor gestión de la comunicación de su marca.

El proceso seguido tiene dos partes diferenciadas:

1ª Parte. Elaboración de la Estrategia de Comunicación

  • Análisis del negocio y la situación competitiva en la que se encuentra para obtener un diagnóstico preciso de la situación de partida.
  • Elaboración o en su caso ajustes de la estrategia de comunicación de la marca, que permita tener una solida base de partida para el resto del proceso.
  • Diseño de la marca, ajustando adecuadamente tanto sus aspectos externos como sus valores esenciales para definir con claridad la percepción e imagen de marca que se pretende construir.
  • Planificación de la comunicación, priorizando y ordenando los mensajes a transmitir, así como identificando los canales de contacto principales de la marca con sus clientes.

2ª Parte. Ejecución de los planes de Comunicación

  • Asesoramiento en el desarrollo de la creatividad y en el proceso de desarrollo de las ideas para un plan de comunicación eficaz.
  • Asesoramiento en la ejecución del plan, revisando los procesos para asegurar la eficiencia.
  • Supervisión de la evaluación de los resultados del plan.
Este proceso se realiza de una manera continuada. Idealmente la primera parte se trabaja en sesiones de 4 horas de trabajo, en una reunión semanal.
En la segunda parte, el equipo de la empresa tiene la responsabilidad de avanzar en el desarrollo, la ejecución y la medición del plan, pasando mi papel a ser supervisor del proceso.
El objetivo del programa es que sea el equipo el que aprenda cómo llevar a cabo el proceso de manera que en el futuro sigan realizándolo sin necesidad de apoyo externo.
Al final del proceso se entrega un informe con recomendaciones a tener en cuenta, así como una guía de referencia para recordar los detalles del proceso a los miembros del equipo.
Posteriormente, sigo a disposición del equipo para cualquier cuestión que pueda surgir.